Guerrillero Zack

La música como denuncia o como modo de plasmación artística de determinadas posturas ideológicas es algo más que común en las últimas décadas y más aún en determinados estilos musicales.  En cambio, muy pocos de los artistas que pregonan duras críticas a la sociedad actual han mostrado tanta implicación con sus ideas como Zack de la Rocha.

Tejiendo una red de seguridad (tan necesaria en temas tan potencialmente discutibles) he primero de resaltar que la intención de este blog dista mucho de la política, y que lo que aquí pueda leerse no puede ser tratado como apología o crítica, sino todo lo contrario.  El siguiente post narra una historia poco usual de una gran estrella, sin ánimo alguno de parcialidad…

Zack de la Rocha proviene de una familia de origen mexicano, irlandés y alemán, y pese a ser educado por su madre tras el divorcio de ambos, su padre jugó un papel fundamental en su desarrollo ideológico.  Beto de la Rocha, hijo a su vez de un antiguo revolucionario mexicano, fue un pintor que luchó activamente en la integración del arte chicano en las galerías norteamericanas y llegó, en cierto momento de su vida, a perder la razón tras llevar al extremo sus ideales políticos y religiosos, para destrozar en un arrebato de furia en el que hizo participar a su hijo Zack en la destrucción de su propia obra.

Crecido en un entorno ciertamente xenófobo, y dados los orígenes de su familia, de la Rocha no tuvo una infancia fácil y su simpatía por los movimientos antiglobalización creció hasta conformar una ideología muy afín a la extrema izquierda.

Con la escalada a la cima de Rage Against The Machine, banda ya legendaria que formó junto con Tom Morello, Tim Commerford y Brad Wilk, Zack creyó haber encontrado el modo perfecto para hacer llegar su mensaje revolucionario a todo el orbe.  Con un tono ácido y visceralmente directo, las letras de RATM son una continua invitación a la ruptura de la inopia en la que la sociedad había caído víctima del sistema capitalista.  Todo el éxito que rodeó al grupo, consecuencia inevitable de imprimir un nuevo ritmo a la música de los ’90 y dotar a la misma de una fuerza insuperable, parecióle al inquieto de Zach insuficiente en su lucha por crear un mundo más cercano a su ideal y decidió, como quien escoge los cereales por la mañana, unirse al Ejército Zapatista de Liberación Nacional en Chiapas, al sur de México.  Emulando a su abuelo, se echó al monte para intentar comprender y sentir este movimiento revolucionario de primera mano, impregnándose de una cultura que cambiaría su vida.

En la convivencia con este grupo armado hostigado por (y hostigador de) las fuerzas armadas mexicanas, Zack hizo suya la lucha de miles de campesinos y participó activamente en las rondas de negociación de paz para en su regreso a Estados Unidos llevar esta insurrección al gran público, orquestando protestas, conferencias y viajes en apoyo a los insurgentes.

Además de captar la atención mundial sobre el conflicto, junto a otros como Manu Chao, Zack de la Rocha además se involucró, llegando incluso a interceder ante las Naciones Unidas, en la condena a muerte caída sobre el presunto asesino de un policía Mumia Abu-Jamal.  Este caso alcanzó renombre internacional al politizarse su juicio y condicionar su justicia la pertenencia de Abu-Jamal a grupos de defensa afroamericanos.  Así mismo, Zack defendió junto a Nelson Mandela fuertemente a Leonard Peltier, sioux declarado culpable sin pruebas por el asesinato de dos agentes federales en una reserva india.

Pese a argüir diferencias artísticas (que las había), la salida de de la Rocha de Rage Against The Machine bien pudo deberse a la petición de “una marcha de más” por parte de éste al resto de miembros en su lucha.  Aún no llegando a los límites soñados por Zack, RATM será recordado, además de por su música, por sus acciones de revolución en estudio y en directo, llegando a colapsar, con un concierto a sus puertas, Wall Street en junio del 2000 para la grabación de un videoclip en colaboración con Michael Moore.

Mucho se critica la vuelta a los escenarios de Rage tras años de silencio en un regreso que muchos tildan de movido por el sonido de cierto poderoso caballero, más si cabe por la ideología del grupo; pero quizá habremos de esperar un porqué más en una vida como la de Zack con el despertador de la sociedad como rol casi único.

Anuncios

~ por Diego Donoso Calvo en 23 marzo 2010.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: