Crisis: Resucitando un blog

Y es que cuando se inició esta aventura de SiBemolMinúscula ya se adivinaban baches temporales inevitables y compromisos difíciles de regatear. A estos siempre hay que añadir accidentes inesperados, que salpican el camino propio con más sopapos que caricias.

Aprovecharía esta oportunidad de redención para pedir disculpas a aquellos (muy) contados personajes que en un acto de altruismo inigualable tragaron alguna de mis historietas, pero ello resultaría agua de borrajas si no fuera acompañado de una nueva entrada en condiciones en este ya tropezón blog, prometida para una inmediatez forzosa.

Así como el señor Rick Rubin, nombre desconocido para el gran público pero una de las 100 personas más influyentes para la revista Time, logró resucitar al gran Johnny Cash en los 90, cierto profesor universitario azota esta mente agotada por semanas de letargo y la trae de vuelta a la palestra. Que no al patíbulo…

Y es que el señor Cash había caído en una espiral sin fondo de drogas y depresión, sin música. Ahí entró Rubin para abrirle un último anden irrechazable hacia la eternidad. Y como quien tuvo, retuvo, Cash no defraudó y regresó al altar mayor del country con cinco de los álbumes más oscuros y estremecedores de los últimos veinte años.

Evidentemente, buscar comparación literal o siquiera metafórica con mi regreso a la pluma bloguera sería caer en una blasfemia musical sin precedentes y mentirse a sí mismo viendo en el espejo una imagen distorsionada hasta decir basta; pero la fusta que me atiza me ha vagamente recordado a aquella que utilizó Rubin para cobrarse en la salud del Hombre de Negro el peaje de la gloria.

Muchos acusaron al productor del deterioro físico de Cash en los últimos años de grabaciones para la American, pero si bien el esfuerzo pudo resultar fatal, éste mantuvo con vida la mente y la voz de Johnny hasta el final, y la recuperó para la historia.

Confiemos este dopaje sufrido en carnes no tenga el mismo abrupto final, aunque el camino dulce supone un caramelo que nadie en su sano juicio rechazaría. Hasta entonces, aguardaremos ese 26 de febrero marcado en rojo en el calendario melómano para escuchar el póstumo legado del de Arkansas con la salida del American Recordings VI, Ain’t no Grave.

Nadie, ni la muerte, ha logrado callar al gran Cash. Tomaré el nombre de esta deidad en vano para prometer mantener a flote esta humilde fragata…

Anuncios

~ por Diego Donoso Calvo en 17 febrero 2010.

2 comentarios to “Crisis: Resucitando un blog”


  1. Intentaré dejarle de esta manera mi apoyo a que prosiga con su proyecto. Supongo es apropiada…
    Le animo a que continúe, que por algo me suscribí al blog (aunque se me pasara por alto confirmar la activación hasta el día de hoy…). Lo importante es que acabe siendo usted mismo su Rubin.
    Nos debe medio bigote, por cierto.

  2. Se cogerá el ritmo, compañero, se cogerá tarde o temprano. Eso sí, con el Rubin, como no sea por las barbas…

    Gracias por el apoyo, un abrazo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: