La oscura historia del Conde Grishnackh

Varg Vikernes es una de las figuras más increíbles y legendarias aún con vida en el mundo de la música.  Muy poca gente lo conoce y tan sólo su nombre suena en los rincones más íntimos del más negro metal.

Paganismo, asesinato, piromanía…  Pero ante todo, un músico único.  Un joven que se guisa sus propias composiciones y no dubita al grabarse con la guitarra, con el bajo, con la batería, con los sintetizadores y teclados, para aderezar la receta con una voz bombeada desde un corazón desgarrado.  Así es el Conde Grishnackh, que con apenas 36 años ya ha pasado 16 entre rejas y se ha granjeado mientras un respeto en numerosos círculos componiendo hacinado entre barrotes bajo su seudónimo musical: Burzum.

Es pues un genio precoz, criado con los orcos de la Tierra Media de Tolkien y con los grandes dioses escandinavos, con rol y metal, con cerveza y oscuridad.  Burzum equivale a las tinieblas en un fantástico anillo, y esa ha sido la única y verdadera utopía del temperamental Vikernes: traer la oscuridad a un mundo demasiado luminoso.  Ni sexo, ni drogas, ni rock’n’roll.

El tema parece que se le escapó finalmente de las manos y las sombras se adueñaron de su vida literalmente.  Aunque el propio Conde Grishnackh siempre ha defendido que el asesinato fue para proteger su propia existencia y la defensa propia resultó inevitable (así lo cuenta con mil detalles en su web personal), lo cierto es que acabó con la vida de Euronymous, nombre bajo el que se guarnecía el dueño de una tienda de discos y primer gran distribuidor de su música.  Celos, metal y mucho dinero en juego.

Ademas de homicidio, el “bueno” de Vikernes también ha sido condenado por la quema de numerosas iglesias cristianas en su natal Noruega y tachado de nazi y satanista.  Las fogatas las provocó para mostrar su frontal rechazo al culto monoteísta y para intentar recuperar los orígenes de la religión escandinava; los nobles adjetivos que le adjuntaron después fueron rebatidos y rechazados frontalmente por el Conde, cuya leyenda, pese a procurar apagar siempre rumores y ficciones, se ha propagado incontroladamente.

Una gran historia para un gran músico.  El final de la misma, oscuro…

Anuncios

~ por Diego Donoso Calvo en 31 diciembre 2009.

4 comentarios to “La oscura historia del Conde Grishnackh”

  1. CREO QUE VIKERNES TIENE ALGO MAS QUE DECIR AL MUNDO NO SOLO CON MUSICA SI NO CON HECHOS

  2. yo creo que vikernes defiende algo importante que al igual que
    con su musica transmite algo muy importante no como la insulsa
    basura cristiana

  3. Hay pocos hombre de honor como el.

  4. es uno de los mejores,, el mas grande

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: