Darrell con las botas puestas

Cuando se habla de profesiones de riesgo, pocas veces se piensa en todas aquellas que conducen al fanatismo.  Ya hablamos del poder místico de la música, y como su continua escucha acarreaba serio peligro de absorber el espíritu a limbos cercanos a la religiosidad.  En muchas ocasiones el simple “fan”, entendido como un simple sujeto que disfruta con una música concreta pierde la noción de la realidad, y convierte esos acordes que escucha en su único y verdadero mundo.

El ser humano es un ente irracional en la mayoría de sus actos, y no le tiembla el pulso al matar por pasión, amor, religión, política… o música. Vamos a hablar de un joven, Nathan Gale, que llevó su fervor hasta más allá de la frontera con la locura y asesinó en plena actuación al gran Dimebag Darrell.

Darrell no es un guitarrista cualquiera, aunque solo sea conocido en los círculos de los amantes del trash, sino que a sus escasos 38 años ya se había hecho un hueco en la historia de la música con la formación de la que fue miembro fundador: Pantera, grupo que nació cuando Darrell apenas contaba 15 primaveras…  En el 2003, la banda se disolvió definitivamente por una fuerte discusión entre Dimebag y el cantante Phil Anselmo, cuyos problemas con la heroína traspasaban los límites del grupo. Dimebag y su hermano y batería Vinnie decidieron separarse de Pantera para formar Damageplan y seguir ilusionando a los aficionados al groove.

El 8 de diciembre de 2004, Damageplan ofrecía un concierto en Columbus (Ohio), concierto que interrumpió Nathan Gale cuando apenas llevaba sonando unos minutos.

Violando las medidas de seguridad del club nocturno Alrosa Villa, Gale introdujo una pistola Beretta y, encaramándose al escenario, disparó 5 veces a bocajarro en la cabeza de Dimebag Darrell, para luego desencadenar una masacre en la que también murieron un fan, un empleado del club y un agente de seguridad hasta que fue abatido.  Qué llevo a Nathan Gale a acabar con la vida de su adorado guitarrista sigue siendo un misterio.  Muchos afirmaron en un primer momento que jamás superó la ruptura de Pantera causada parcialmente por Darrell; en cambio las investigaciones posteriores del caso demuestran paranoia y esquizofrenia en Gale, que afirmaba días antes de la tragedia, en su locura, que el guitarrista había plagiado una canción suya.

Este es el reverso de toda pasión, la cara más cruel del fervor que genera la música.

Dimebag Darrell entregó toda una vida al servicio de su guitarra, y acabó pagando un precio inaceptable por llevar su talento al mundo.  Su muerte subido a un escenario agranda una leyenda que seguirá perpetua en los oídos (y corazones) de generaciones.

Anuncios

~ por Diego Donoso Calvo en 29 noviembre 2009.

Una respuesta to “Darrell con las botas puestas”

  1. Buen artículo!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: